Pasar al contenido principal

Pago de Casa Gran es la única bodega española que logra dos Grandes Oros en el Biowein Preis de Alemania

Pago Casa Gran, empresa ecológica adscrita a la DO Valencia, es la única bodega española que ha logrado los dos Grandes Oros en el prestigioso certamen internacional de vinos ecológicos Bio Wein Preis, celebrado en Alemania.

Falcata Arenal 2017 (97 puntos), madurado de forma tradicional en barricas y elaborado a partir de uvas Garnacha-Tintorera y valorado con 97 puntos y Casa Benasal  Crux 2018 (96 puntos), elaborado a partir de uvas Monastrell, y también madurado de manera tradicional en barriles de madera y barricas, son los dos vinos que han obtenido la máxima distinción a nivel nacional, en este reconocido concurso.

Un espectacular triunfo al que se suma además, otros 4 oros para los vinos: Malvasía 2019, que ha logrado también la máxima valoración en la categoría de vinos blancos, con 93 puntos;   Falcata Casa Gran tinto 2018; Falcata tinto 2019 y Terrazo tinto 2018.

Bio Wein Preis es un concurso para vinos de cultivos ecológicos realizado por el sistema de pruebas PAR®, autorizado por la Unión Europea y reconocido a nivel mundial, bajo la dirección del experto sensorial y desarrollador este sistema  Martin Darting,

El jurado evalúa cada vino de forma individual y en equipo. De este modo, se realiza una documentación objetiva de las propiedades sensoriales y enológicas de cada referencia, las cuales se evaluarán siempre en relación con la originalidad, el origen y el tipo de elaboración.

La filosofía de Casa Gran

La finca Casa Gran se encuentra ubicada en el valle de «Las Alcuzas» a los pies de la montaña llamada “Bastida”, que alberga un antiguo poblado íbero del siglo IV antes de Cristo, a unos 80 km en el interior del suroeste de Valencia. Este valle se ha preservado como entorno paisajístico y arqueológico; solo está cruzado por una carretera comarcal que conecta dos poblaciones Nocente y Fontanar.

En su apuesta por la producción de vinos de alta calidad, pero bajo una elaboración

100 % ecológica certifica desde 2006, Pago Casa Gran ha ido transformando sus viñedos en ecosistemas estables, que consiguen un equilibrio con el entorno vivo y produciendo uva de gran calidad, con un firme compromiso por la biodiversidad.