Pasar al contenido principal

Fernando Tarín, director técnico de Bodegas Reymos, recibe el premio al Mejor Enólogo de 2019

El enólogo Fernando Tarín, “padre” del espumoso de Moscatel Reymos, recogió el pasado viernes día 23 de julio el Premio al Mejor Enólogo que concede la Asociación Valenciana de Enólogos (AVE).

El premio, que corresponde al año 2019 y se entrega en el transcurso del año siguiente, debería haberle sido entregado en marzo 2020, pero debido a la irrupción del coronavirus la Asociación dejó desierto el premio de 2020 para concederlo en 2021.

Hicieron entrega del premio el presidente de la AVE, Juan Clemente, y la vicepresidenta de la organización, Fina Roger.

Fernando Tarín entró como enólogo en 1989 en la cooperativa Cheste Agraria (ahora Bodegas Reymos para su división de vinos). Es el responsable del éxito del espumoso de Moscatel Reymos, un producto novedoso que irrumpió en el mercado hace 20 años y que hoy está plenamente consolidado, llegando incluso a ampliarse la gama a lo largo de estas dos décadas con diferentes alternativas para distintos tipos de consumidor.

 

Acerca de Bodegas Reymos                    

 

La bodega, con DOP Valencia, mantiene el liderazgo con la variedad Moscatel, no sólo por la cantidad de hectáreas de viñedos que cultivan sus socios, sino por la diversidad de productos que se elaboran a partir de esta variedad.

La bodega fue la responsable de la elaboración del primer espumoso natural de Moscatel, Reymos, un vino blanco que supuso un punto de inflexión. Actualmente Reymos tiene una producción de más de 17 millones de uva de moscatel y comercializa 7 millones de botellas. Ha logrado una sólida expansión internacional y se dirige a un consumidor de perfil joven, que busca vinos frescos y desenfadados.

La bodega también es la responsable de la gama “Amatista” (vinos tipo frizzante moscato) de baja graduación alcohólica, que han tenido una gran acogida o la colección de vinos de aguja “Vida Viña Tendida”, además de las clásicas mistelas, entre ellas “Sol de Reymos”.

Su compromiso de calidad ha permitido a Bodegas Reymos afianzarse en los principales mercados internacionales, apoyados por el aval de certámenes vitivinícolas internacionales.